SEXO ANAL: EVITA QUE LE DUELA

| 0 comentarios

El sexo anal es una de las prácticas sexuales más placenteras para los hombres. La estrechez del ano ofrece mayor fricción durante el sexo, lo que se convierte en un gran estimulante, por eso muchas parejas se animan a experimentar y disfrutar de todos los beneficios de este tipo de encuentros. Sin embargo el sexo anal no es igual a la penetración vaginal, hay distintos cuidados y sugerencias que es necesario poner en práctica para el disfrute de ambos.

  • Es importante que en cada encuentro sexual ambos disfruten, pues el sexo es de dos. Por ello debes pensar en tu chica y en darle placer durante la penetración anal. Para conseguirlo es fundamental seguir algunas recomendaciones, de esta forma el dolor y las molestias no se harán presentes y ambos podrán disfrutar de esta experiencia.
  • Como en cualquier encuentro sexual es muy importante que tu chica esté de acuerdo y se sienta cómoda con la idea de practicar sexo anal. Si sigues todas las sugerencias, este tipo de encuentros les generará mucho placer a ambos por lo que no hay nada que temer.
  • Lo primero que debes saber es que el ano succiona mientras que la vagina expulsa. La vagina está diseñada para lubricar y dilatarse de un modo diferente al ano, que naturalmente no lubrica. De esta forma es necesario utilizar lubricante íntimo para la penetración anal, así el pene entrará con suavidad sin ocasionarle molestias a tu chica.
  • El sexo anal requiere de tiempo. Este aspecto es muy importante y no debes olvidarlo. Por ello si ambos están apurados, no es un buen momento para practicar sexo anal.
  • Para garantizar el disfrute debes comenzar por estimular a tu chica en sus zonas erógenas con juegos previos, es muy importante que ambos estén excitados.
  • Así como practicas sexo oral o masturbas a tu chica antes de la penetración vaginal, es muy importante estimular el ano antes de la penetración, y prepararlo para introducir el pene. El ano dilatará de mejor forma si antes por ejemplo utilizas tu dedo para jugar, además esto ayudará a que tu chica se relaje y se prepare para disfrutar.
  • Una vez que ambos estén excitados y listos para la penetración, deberás aplicar el lubricante en la entrada del ano y también en tu pene, en el que previamente deberás colocar un condón para sexo anal si deseas protegerte de forma adecuada.
  • Consulta cuáles son las mejores posturas para la penetración anal y elige alguna en la que ambos, en especial tu chica, se sientan cómodos. Al momento de penetrar deberás hacerlo poco a poco y de forma muy lenta, es importante entender que normalmente el pene no entra completamente en el ano, por eso no fuerces la penetración o podrías generar dolor a tu chica.
  • Una vez dentro es momento de iniciar el sexo. Los movimiento en el sexo anal son mucho más suaves y cuidadosos que el sexo vaginal. Nuevamente es bueno recordar que el ano y la vagina son distintos, por eso no debes ir a un ritmo acelerado ni usar demasiada fuerza para la penetración anal. Cuando practiquen con frecuencia sexo anal posiblemente podrán aumentar el ritmo, pero por ahora deben ir con suavidad.
  • Muchas mujeres temen al dolor durante el sexo anal, para ello existen diversos productos que ayudan a prevenirlo. Sin embargo la mejor forma de hacerlo es ser delicado, excitar a tu chica de forma adecuada y penetrar con suavidad para que ambos consigan alcanzar el clímax. Si vas demasiado rápido o con mucha fuerza es posible que la experiencia no sea agradable para ella.
  • No olvides continuar estimulando a tu chica mientras la penetras analmente. Puedes tocar su clítoris o sus senos y hacer que alcance un mayor placer. Si sigues estos consejos ambos disfrutarán del sexo anal convirtiéndose en una experiencia agradable para ambos.

Deja un comentario

Required fields are marked *.


Spam prevention powered by Akismet