LAVATIVA PARA SEXO ANAL LIMPIO

| 0 comentarios

Aunque muchas personas consideran el sexo anal una práctica sucia, no tiene por qué serlo aunque si practicas sexo anal es fácil que acabes manchando ya que la función del ano y el recto no es otra que la de evacuar, por tanto cuando introducimos un juguete erótico, un dedo, o el pene es posible que se manche con materia fecal

lavativa

El mejor modo de evitar esto, es prever de alguna manera la posibilidad de tener sexo anal e ir con anterioridad al baño para evacuar, después una duchita con una buena lavativa y muy probablemente no nos encontremos sorpresas.

A este respecto el mundo del porno ha hecho creer a mucha gente que se trata de una práctica fácil y limpia de buenas a primeras, cuando en realidad requiere de un poco de higiene previa, mayor estímulo, lubricante y cariño, ya que además son tejidos muy sensibles.

En las películas para adultos jamás veremos a ninguno de los protagonistas “embarrarse”, como cualquier escena del cine siempre hay una preparación, y es muy habitual que ellos usen enemas para limpiar el interior del recto con idea de asegurarse que de ese orificio solo entra y sale el pene.

Por si no los conoces, debes saber que los enemas son pequeños artilugios que sirven para bombear agua al interior del recto, de esta manera enjuagamos el interior y hacemos salir todos los restos que por ahí pudieran quedar. No es necesario, ni recomendable usar jabón, con agua es suficiente. En el mundo de la medicina el enema se ha usado desde hace muchísimo tiempo, por ejemplo para limpiar el tracto intestinal o en casos de constipado, por tanto no pienses que es una rareza creada por desviados sexuales.

lavativa1 lavativa2

Está claro que los más aficionados al sexo anal antes o después acaban comprando un enema o pera anal para asegurarse la máxima limpieza, aunque con la manguera de la ducha se puede conseguir la misma función.

Cuando se realiza sexo anal debería de usarse obligatoriamente preservativo, ya n0 sólo por higiene sino porque facilita la penetración, no es lo mismo hacer deslizar piel con piel con ayuda de un lubricante, que una superficie de látex o silicona lubricada, esta última se desliza con mayor facilidad, y por tanto podremos penetrar con menos dificultad

. También hay que tener en cuenta que las paredes del ano no dilatan tan fácilmente como las de la vagina, por ello es más fácil hacer microheridas derivadas del roce que nos puede conllevar al contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Si estamos realizando sexo anal y queremos volver a hacer sexo vaginal, debemos de cambiar el preservativo para evitar infecciones

Deja un comentario

Required fields are marked *.


Spam prevention powered by Akismet