ETS: LA INFECCIÓN POR VIH ASINTOMÁTICA, causas, síntomas, pruebas y exámenes, prevención, pronóstico y tratamiento

| 0 comentarios

La filosofía de diariodelporno respecto a las enfermedades de transmisión sexual es:

“Todo el mundo tiene alguna enfermedad de transmisión sexual hasta que se demuestre lo contrario, así que toma precauciones”

Es una fase de infección crónica con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) durante la cual no hay síntomas de infección por VIH.

Causas

La infección por VIH asintomática es una fase en la cual el sistema inmunitario de alguien con VIH se deteriora lentamente, pero la persona no presenta síntomas. La duración de esta fase depende de qué tan rápido se esté copiando el virus del VIH a sí mismo y de cómo los genes de la persona afectan la forma como el cuerpo maneja el virus.

Algunas personas pueden pasar 10 años o más sin síntomas, mientras que otras pueden tener síntomas y empeoramiento de la función inmunitaria al cabo de unos pocos años después de la infección original.

Síntomas

La infección por VIH asintomática significa que una persona no tiene síntomas típicos vistos en personas con HIV.

Los síntomas del VIH abarcan:

•Fiebre

•Infecciones oportunistas, que son infecciones que ocurren debido a que el sistema inmunitario no puede combatirlas. Las graves abarcan: neumonía por Pneumocystis jioroveci, citomegalovirus y Mycobacterium avium.

•Candidiasis oral

•Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas.

Un diagnóstico de la infección por VIH se basa en los resultados de exámenes sanguíneos, como la prueba de anticuerpos para VIH (ELISA). Una inmunotransferencia (Western blot) confirma el diagnóstico.

También se realizan pruebas de sangre para verificar el nivel de un tipo de glóbulos blancos llamados linfocitos T cooperadores (linfocitos CD4). El resultado de la prueba le ayuda al médico a entender qué tan bien está funcionando su sistema inmunitario.

Tratamiento

El momento adecuado para que una persona sin síntomas de SIDA deba recibir terapia sigue siendo polémico. Las personas que son asintomáticas, pero que tienen conteos de linfocitos CD4 de menos de 350 deben recibir tratamiento antiviral. Esta terapia le ayuda al sistema inmunitario a combatir mejor el virus y prevenir otras infecciones.

La mayoría de los médicos también recomienda la terapia antirretroviral para algunos individuos con conteos de CD4 entre 350 y 500 y quizás para aquellos con conteos de CD4 aún mayores (dependiendo del nivel de VIH en la sangre de la persona). Se deben tener en cuenta otros factores además de los resultados de las pruebas de sangre. Esto incluye la salud general del paciente y la capacidad para cumplir con un plan de tratamiento.

Grupos de apoyo

Pronóstico:

No existe cura para la infección por el VIH o SIDA. Sin embargo, la terapia antiviral puede mejorar considerablemente la duración y la calidad de vida de una persona infectada con el VIH y puede retrasar la aparición del SIDA.

Posibles complicacionesLa infección asintomática puede progresar y convertirse en infección por VIH sintomática. El paciente puede presentar infecciones oportunistas asociadas con el VIH y transmitirle el virus a otras personas. Además, las mujeres embarazadas con infección por VIH asintomática pueden incluso transmitirle el VIH al feto.

Cuándo contactar a un profesional médicoConsulte con el médico si tiene VIH y presenta fiebre, pérdida de peso, inflamación de las glándulas o sudores fríos. Es necesario que el médico lo examine, ya que podría contemplar la posibilidad de administrarle terapia antirretroviral.

Prevención

Puedes disminuir el riesgo de transmitir la infección por VIH poniendo en práctica comportamientos sexuales con precaución, al igual que evitando el contacto con sangre contaminada (dejar de inyectarse drogas y no compartir agujas o jeringas).

La abstinencia es la única manera absolutamente segura de prevenir la transmisión sexual del virus.

Las personas que hayan tenido pruebas de anticuerpos positivas para VIH no deben donar sangre, plasma, órganos ni semen. Tampoco deben intercambiar fluidos genitales durante la actividad sexual.

Las personas que están en riesgo de infección por VIH deben someterse a pruebas regulares para garantizar el diagnóstico oportuno de esta infección, ya que hay disponibilidad de muchas opciones de tratamiento.

Deja un comentario

Required fields are marked *.


Spam prevention powered by Akismet