ENTREVISTAMOS A LA VOZ DE EMPORIO SALGADO

| 0 comentarios

salgado3

Álex Salgado es conocido dentro del panorama pornográfico español más por su voz que por su físico, ya que se trata del creador de los podcast que no dejan indiferente a nadie, tanto puede criticar como alabar a la persona a la que se los dedica.

Tras años trabajando en el panorama televisivo y radiofónico, decidió escribir un par de libros, uno de ello relacionado con el mundo X y crear Emporio Salgado.

Por eso hoy, en nuestro diario, trataremos de poner entre la espada y la pared a este locutor “porno-radiofónico” y por fin desnudaremos (aunque no literalmente) a Álex con las preguntas de nuestra reportera Laura Fernández.

Buenos días Álex, haces un tipo de periodismo diferente al que estamos acostumbrados, ¿qué crees que tienes más seguidores afines o detractores? ¿Por qué?

Buenas, todo un placer estar hoy con vosotros. Según un estudio realizado por una consultora más de la mitad de mis oyentes son gente que no me desea ningún bien. Personas que no me soportan y simplemente me escuchan para poderme criticar, cosa que tampoco resulta una novedad. Ya en mis años de radio y televisión recibía montones de llamadas desaprobando mi trabajo y expulsando bilis, me gusta pensar que en el fondo realizo una función social que ayuda a la gente para que no se quede ni una gota de odio dentro. El motivo es evidente realizo un tipo de periodismo que tiene su base en la provocación, si mañana todo el mundo me adorara resultaría un fracaso atronador…

Has comenzado en el periodismo aficionadamente o profesionalmente ¿vamos, que si eres licenciado en periodismo o en caso contrario cómo fuiste haciendo carrera?

Yo estaba cursando cursos superiores de diseño grafico cuando la radio se cruzo en mi vida hace dieciocho años. Aunque en mi familia hay precedentes de locutores de radio, jamás me plantee ser periodista de pequeño, una día redacte una propuesta para un comic , pero mi tutor me dijo que esa idea era más propia de un programa de radio que otra cosa. Al día siguiente hice un montón de fotocopias y las mande al noventa por ciento de emisoras de Barcelona, obviamente todas me rechazaron (conservo las cartas) cosa que me pico enormemente y entrado en cólera jure venganza. Finalmente una pequeña radio de barrio decidió darme mi primera oportunidad y cuando la venganza se transformo en pasión [resulto que la radio me permitía ser más libre que ningún dibujo] decidí dejar los estudios de diseño para cursar clases de periodismo. Fueron cuatro añitos alternando las clases con el programa despertador que ya presentaba en aquellos años. ¡Incluso acabe ganando una beca!

¿Por qué la temática del mundo del porno abarca gran parte de tu trabajo?

Desde el primer día decidí que mis programas tenían que estar basados en la vida cotidiana en especial en anécdotas propias que propiciaran la sinceridad del oyente, rápidamente apareció el sexo como tema de conversación y las audiencias se dispararon. Tenía gracia ver como los jefes de programas se tiraban de los pelos por mis palabras, mientras la gente en casa se volvía loca. La gente llamaba a la radio para hablar de sexo, fingían orgasmos, venían al estudio para enseñarme las tetas, etc. Cuando dimos el salto a los podcast decidimos aprovechar la libertad de internet para acabar de llenarlo todo de sexo, para eso lo mejor resulto acudir al porno que por otro lado nunca recibió un trato correcto por parte de los medios de comunicación.

salgado2

En ocasiones he escuchado que te denominas pajillero y teniendo en cuenta la cercanía que te une al mundo del porno me pregunto ¿por qué no das al paso a hacerte actor? ¿Tu tamaño peneano o tu potencial sexual son insuficientes o es debido a otros motivos?

Claro que soy un pajillero orgulloso, llevo desde los trece años consumiendo porno diariamente. Durante los años noventa fueron mis ahorros los responsables de que muchas editoriales pagaran las nominas de sus trabajadores, compraba muchas revistas porno cada mes y cuando digo muchas quiero decir muchísimas.

Sobre la otra pregunta, sinceramente me ofrecieron hacer porno ya en el año noventa y ocho. Un par de años más tarde incluso me ofrecieron trabajar en la Sala Bagdad de Barcelona, pero siempre rechace las ofertas. En aquella época ya ganaba mi buen dinero en la radio y tenía todo el sexo del mundo con mis oyentes, no me parecía necesario tener que follar en público. Aunque muchas noches me pregunto qué hubiera pasado de aceptar aquellas ofertas. Pero… ¿No sería más sencillo preguntarme como tengo el pene?

Te han llegado a denominar en “petit comité” la Encarna Sánchez del sector ¿qué opinas al respecto?

Desconocía que tenía un mote entre la gente del porno, pero me gusta eso de ser la Encarna Sánchez del porno ibérico. Encarna era una persona temida y respetada en partes iguales, la gente suele temer aquello que no entiende y eso me otorga una cierta ventaja sobre aquellos que me critican. Puedo ir tranquilamente un par de pasos por delante… Como te decía antes, tendría problemas si la gente ignorara mi trabajo. Tengo suerte de no dejar indiferente a los oyentes, sean del porno o foráneos.

Basándonos en el mundo del porno, parece que Álex Salgado tiene amigos o enemigos, como si no hubiese término medio y la mayoría de amigos (a los cuáles no criticas negativamente) suelen trabajar para la misma productora ¿El motivo es la relación laboral que mantienes con ellos u otro?

En absoluto, yo ataco por igual al que se lo merece. Si revisas algunos de los cuatrocientos programas emitidos en el último año y medio, veras que hay tortas para todos. Incluida la productora “Actrices del Porno” que alguna colleja también se llevo en su día, hasta les dedicamos un culebrón parodiando sus voces y tics personales. Lo fácil es pensar que mi programa es partidista, pero para nada. Cuando uno camina por la calle y el tipo que camina delante de ti se cae, no puedes evitar soltar una carcajada. Lo contrario ocurre cuando te caes tú y los demás se ríen de ti, por eso resulta sencillo encontrar ataques personales en el programa. Pero aquí tenemos para todos y nadie se salva de Encarna Sánchez…

Realmente ¿piensas todo lo que dices (aunque exageradamente) en tus podcast o estás interpretando un papel?

Para nada, seria agotador llevar dieciocho años interpretando un papel. Como te decía al inicio de la charla, la clave del programa es la sinceridad. Siempre digo que la radio me salvo de estar en manos de psiquiatras, puedo sacar todos los fantasmas que llevo dentro y eso me permite no tener demonios carcomiéndome. Soy un tipo muy honesto y eso molesta sobremanera, lo entiendo y respeto.

salgado1

Los podcast que escuchamos los oyentes tienen una pequeña duración de entorno a 30 minutos, ¿pero cuanto tiempo de preparación llevan?

Nosotros trabajamos en el despacho seis días a la semana, unas diez horas diarias. Emporio Salgado tiene una media de dos horas de trabajo por cada media hora de grabación en bruto.

¿Te has arrepentido en alguna ocasión de alguna de tus críticas? Si es así ¿puedes ponernos un ejemplo?

Arrepentirme como tal, no. Si es cierto que hay dos casos bastante llamativos: Conrad Son y Salma de Nora, que fueron puestos verdes en el programa y con el paso de los meses han terminado siendo compañeros de viaje. Pero no hay ningún caso flagrante que indique un error por mi parte, suelo tener bastante buen olfato con mis opiniones y cuando la tomo con alguien, por algo será.

No te descubro nada nuevo si te digo que tienes muchos enemigos. ¿Nunca te han partido la cara?

Claro, incluso hace años tuve que salir escoltado dos noches seguidas por la policía. Todo lo que puedas imaginar ya sucedió en estos primeros dieciocho años de carrera, supongo que por eso mi primer libro se vendió tan excelentemente bien.

Intentaron pegarme, denunciarme, me han deseado la muerte, han amenazado a mis colaboradores, hicieron público mi teléfono, etc. La gente tiene muy poco sentido del humor…

¿Crees que podría llegar a ocurrir?

Supongo que sí, eso querría decir que el programa sigue en antena y con altas audiencias. No son situaciones agradables, hace años tuve que usar escolta en ciertos actos públicos y en los pasados SEB/ SEV me ofrecieron llevar mi propio guardia de seguridad. Como diría el poeta: ¡Son gajes del oficio!

salgado

Si tuvieses que agradecer el lugar que ocupas en la actualidad, ¿a quién le darías tus agradecimientos?

Soy un tipo muy agradecido [incluso llevo el agradecimiento tatuado] en mis libros hay mas paginas de agradecimientos que capítulos de lectura. Pero la cosa se reparte en partes iguales, debo darle las gracias a todos los que confían en mi trabajo y llevan casi dos décadas comprando mis productos, patrocinándolos y echándose unas risas. Pero tampoco puedo olvidar a todos aquellos que pudiendo cambiar de canal o emisora, siguen escuchando al tipo de la coleta que tanta rabia les produce. Si no tuviera tantos “odiadores” tampoco hubiera sido posible llegar hasta aquí.

¿Hay con alguna productora con la que no colaborarías jamás? ¿Cuál o cuáles y por qué motivos?

Yo no colaboro, yo entrevisto y como entrevistador soy el tipo más curioso del mundo. Todo aquel que tenga algo interesante que explicar esta invitado al programa. Cualquier productora y profesional del porno puede tener sus preguntas en Emporio Salgado, siempre y cuando acepte las reglas del programa. Cuando entras en la zona de caza nadie puede garantizarte que salgas con los zapatos puestos.

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Yo sigo aquella filosofía que reza: ¡Si algo no está roto, no intentes repararlo! Emporio Salgado está en una fase de crecimiento que mejor no tocar. Seguiré como tertuliano televisivo, escribiendo libros y contando mi vida en la radio, que en el fondo no es poco.

¿Quisieras añadir algo más a esta entrevista?

Principalmente agradecer que pensarais en mí para esta entrevista y personalmente declararme fan total de tu escotazo. Cuando nos conocimos en persona se me hizo muy difícil mirare a los ojos, aunque mejor quedémonos con el agradecimiento. Siempre es un placer poder aclarar los malos entendidos que sobrevuelan al programa de Encarna Sánchez, digo… Alex Salgado.

 

Laura Fernández

Deja un comentario

Required fields are marked *.


Spam prevention powered by Akismet